Un extraño en el otoño

Desde mi habitación, observé el panorama. Le pregunté a mi madre. ¿Por qué hoy amaneció tan triste? ¿Dónde se ha ido el Sol? El silbido de la brisa me provoca una sensación de soledad. Ese colchón de hojas muertas sobre el camino me da miedo. No para de llover, el cielo está gris y la ventana está empañada. ¿No hay habitantes en este pueblo? Veo unos pocos caminar como zombis bajos sus paraguas. Los árboles se han quedado desnudos, pobrecitos deben tener frío.

Mi madre sonrió y me dijo: es solo temporal. Pronto entenderás que el otoño tiene sus encantos. Es el turno para el reposo de las almas. Vendrá de nuevo el canto de las aves, el brotar de las flores, de sus colores y de sus aromas y la alegría de la luz.

Aunque no entendí sus palabras, el brillo de sus  ojos me arrancó un suspiro…

Cosme G. Rojas Díaz

9 de octubre de 2021

@cosmerojas3

2 comentarios en “Un extraño en el otoño

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.