El legado de la patria

Con inmensa y empalagosa cursilería se intenta justificar lo injustificable. Así son este tipo de regímenes, cuando ya no pueden con la inexorable realidad la inventan y mediáticamente tratan de venderla. Luego de 15 años el balance se puede expresar en una sola palabra sencillamente, devastador. Todo esto ha ocurrido en tres lustros como les gusta decir a los del poder en “Socialismo”, igual tiempo al de tres gobiernos de la era democrática ¿Dónde estábamos en el año 1998? y a ¿donde hemos llegado en el año 2013?  Todos los grandes indicadores revelan un inmenso e inocultable retroceso de la vida republicana.

Este régimen insaciable de poder ha devastado lo que funcionaba y nada ha construido, más que división y odio. Éramos un país petrolero con inmensos recursos, que lamentablemente no había podido enrumbarse hacia el desarrollo sustentable. Pensadores de la talla de Uslar Pietri con su famosa frase de “Sembrar el Petróleo y Pérez Alfonso, criticaron la forma tan ineficiente e irresponsable como se manejaron los ingresos del “Excremento de Diablo”. A pesar de esas costosisimas e irresponsables fallas de quienes dirigieron,  éramos referentes y envidia de nuestros vecinos de este hemisferio. Con un dólar a 4,30 hasta algunos de mis vecinos del barrio podían viajar a España. Necesitábamos un cambio de rumbo, para ir al progreso, pero tomamos la inmediatez y estupidez del  atajo al barranco en que nos encontramos ahora.

La PDVSA de hoy,  lejos de los tres primeros lugares en escala mundial en que solía estar,  triplicó su nómina del 2002 (sólo en cantidad pues la calidad fue otra cosa muy distinta), produce cerca de 1/3 menos que antes, y además está fuera de su foco natural de negocio con otras múltiples e inútiles tareas;  todas con patéticos resultados (Pudreval, Casas de materia contaminante PVC, que menos mal no se han producido en mayores cantidades y la escandalosa malversación de recursos humanos y materiales en proselitismo político).

Hemos alcanzado, cuesta abajo, los nada orgullosos records rojos del continente en materias como: Inflación, inseguridad, escasez, La peores y más atroces cárceles del hemisferio, el peor desempeño económico. En el mismo lapso han crecido nuestros vecinos: Colombia, Perú, Chile, el mismo dolarizado Ecuador, Brasil. Hasta en países muy pobres de Centroamérica  los supermercados se encuentran totalmente abastecidos (exceptuando por razones obvias los casos de: Cuba, Haití, Nicaragua y Honduras).

En conclusión el legado, es que «por ahora» reina la insensatez pero aún nos queda patria. Si, una patria mancillada y humillada por los intereses del castro comunismo. Hemos retrocedido como 30 años atrás de donde estábamos en 1999.

Cosme G Rojas D

15/09/2013

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.